lunes, 18 de agosto de 2014

Samsung Galaxy Alpha Vs HTC One M8


Galaxy Alpha Vs HTC One M8

El diseño es un punto muy importante en un smartphone y cada vez son más los usuarios que se fijan en la apariencia, las formas y también los materiales para elegir un dispositivo. Al fin y al cabo vamos a estar viendo el terminal todos los días, cuanto más nos agrade visualmente mejor.

Sin embargo hay otros factores como la resistencia o la ergonomía que también definen un buen diseño. Samsung ha escuchado las peticiones de los usuarios y han creado el Samsung Galaxy Alpha, un modelo con el que quieren contentar a los clientes que buscan la sensación que ofrecen los llamados materiales premium, metal en este caso.

No obstante, si lo que buscas es un smartphone con un diseño original y materiales de calidad, el HTC One M8 también es una opción a tener en cuenta.

Con un cuerpo de aluminio y una forma de esquinas redondeadas muy característica, el buque insignia de HTC es considerado como uno de los smartphones con mejor diseño del momento.

Pero no todo es la apariencia externa, hacemos una comparativa de sus características más importantes.

Pantalla Y Diseño

El HTC One M8 cuenta con una pantalla Super LCD 3 de cinco pulgadas en diagonal. El panel desarrolla 1.920 x 1.080 píxeles de resolución y concentra 440 puntos por pulgada. Esta configuración es la habitual en la mayoría de androides de gama alta, con pequeñas variaciones en el tamaño. El terminal cuenta además con una lámina de cristal resistente Corning Gorilla Glass 3.

El Samsung Galaxy Alpha cuenta con un panel Super AMOLED un poco más compacto, concretamente de 4,7 pulgadas. Podríamos considerar ese tamaño como el equilibrio entre los móviles más compactos, normalmente de gama media, y los más avanzados que apuestan por paneles de grandes dimensiones. Lo malo es que además de reducir su tamaño también reduce su resolución al estándar HD, que son  1.280 x 720 píxeles. Con esta configuración la densidad se queda en 312 ppp.

Como decíamos, el diseño es un punto clave en ambos modelos, sobre todo de cara a los materiales. El HTC One M8 cuenta con un chasis totalmente hecho en aluminio, con un acabado de metal cepillado que le da un aspecto más agresivo. El hecho de haber usado tanto metal afecta al peso, con un total de 160 gramos. Por otro lado, los altavoces situados en el frontal hacen que su forma sea bastante más alargada y por eso también aumenta el peso.

Samsung ha optado por una estrategia distinta con el Samsung Galaxy Alpha, en la que han conseguido un buen equilibrio entre metal y plástico. El armazón y el marco que rodea el terminal están realizados en metal, aportando resistencia, pero la carcasa trasera sigue siendo de plástico. El Galaxy Alpha tiene un perfil de 6,7 milimetros un detalle que junto al uso del plástico consigue un peso de tan sólo 115 gramos.

Cámara Y Multimedia

El HTC One M8 cuenta con un sistema bastante innovador en su cámara. Su nombre es Ultrapixel y consiste en que su sensor tiene tan sólo cuatro megapíxeles, pero cada punto es tres veces más grande que un píxel normal, de forma que también captura más cantidad de luz.

Además en este caso lleva una segunda lente que registra información sobre la profundidad de la imagen y nos permite aplicar efectos de forma independiente para figura y fondo.

Además cuenta con una lente muy luminosa, procesador HTC ImageChip 2, estabilizador óptico y varias aplicaciones especiales. En el apartado del vídeo graba en FullHD a 60 fps y 120 fps si bajamos a HD720p, consiguiendo vídeos en cámara lenta muy detallados. También destacamos su cámara delantera, con un sensor BSI de cinco megapíxeles y una lente gran angular.

Por su parte el Samsung Galaxy Alpha cuenta con una cámara de 12 megapíxeles que cuenta con las funciones básicas de cualquier smartphone Android, incluyendo flash LED y enfoque automático. El terminal graba vídeos  en 4K y tiene varias aplicaciones especiales, como Dual Camera, Beauty Face y el enfoque selectivo. Su cámara delantera es de 2,1 megapíxeles.

En el apartado multimedia hay que destacar que el HTC One M8 lleva dos altavoces frontales con sonido estéreo y el sistema Voz Sense que cancela el ruido para que las llamadas se escuchen mejor. Los dos son compatibles con los formatos más comunes y tienen funciones básicas como el dictado y grabación de voz o el reproductor multimedia.

Potencia, Memoria Y Sistema Operativo

El HTC One M8 cuenta con un chip fabricado por Qualcomm, un Snapdragon 801 de cuatro núcleos que funciona a 2,3 Ghz de frecuencia. Por su parte Samsung apuesta por un Exynos 5430 de fabricación propia, un ocho núcleos formado por dos chips a 1,8 y 1,3 Ghz de frecuencia. Los dos tienen 2 Gb de memoria RAM y cuentan con una GPU que se encarga de gestionar todo el apartado gráfico.

En cuanto a la memoria interna vemos que el Samsung Galaxy Alpha tiene un fondo de 32 Gb  no ampliable, mientras que el HTC One M8 tiene 16 Gb pero sí que permite ampliar la memoria con MicroSD de 128 Gb como máximo.

Como no podía ser de otro modo, los dos cuentan con Android 4.4 KitKat de serie, pero en lo que más se diferencian es en la interfaz y sus funciones. Ambos fabricantes cuentan con una capa visual muy característica que viene cargada de funciones exclusivas.

En el caso del HTC One M8 con la interfa HTC Sense 6.0, encontramos el widget HTC BlinkFeed, un nuevo sistema de control por gestos y también la aplicación Sense TV.

El Samsung Galaxy Alpha cuenta con la interfaz Samsung TouchWiz, con funciones como el modo de ahorro energético, el modo privado o el potenciador de descargas. También tiene la aplicación S Health con el medidor de ritmo cardíaco y un sensor de huellas dactilares en el botón de inicio.

Conectividad Y  Autonomía

Los dos modelos cuentan con un perfil de conexiones de lo más completo y variado, empezando por el acceso a Internet, que se puede realizar a través de redes móviles 3G o 4G y también WiFi de doble banda.

Tampoco les podía faltar la antena GPS para usar servicios de cartografía, Bluetooth 4.0, DLNA, NFC, WiFi Direct, ofrecen la posibilidad de crear una zona WiFi y hasta tienen un puerto infrarrojo. También cuentan con un minijack de auriculares y un MicroUSB, aunque sólo el del HTC One M8 es compatible con MHL. El Samsung Galaxy Alpha se anota un tanto al contar con el sistema ANT+ para accesorios deportivos y los sensores citados en el apartado anterior.

El HTC One M8 cuenta con una batería de 2.600 miliamperios, una pieza que podrá dar energía al equipo durante 496 horas cuando está en reposo y hasta 20 horas seguidas en uso. El Samsung Galaxy Alpha cuenta con una batería de 1.860 miliamperios, pero de momento no hay información sobre su duración.

Conclusiones

Samsung ha hecho una primera aproximación al concepto de materiales premium con el Samsung Galaxy Alpha.

El terminal tiene un diseño muy atractivo, que conjuga perfectamente la ligereza y versatilidad del plástico con la resistencia y buen  acabado del metal.

El equipo cuenta con un completo perfil de conexiones, lleva lo último de Android y tiene muchas funciones exclusivas.

Sin embargo su pantalla no es FullHD, aunque sí que vemos como algo positivo que no sea tan grande, así es más ligero y manejable.

Por su parte el HTC One M8 apuesta por un chasis hecho totalmente en metal, por lo que su peso es mayor, pero su diseño sigue siendo uno de los más llamativos e interesantes del panorama actual.

La pantalla es más amplia y nítida y su cámara tiene piezas más interesantes, como por ejemplo el estabilizador óptico o la lente.

Sin embargo no graba en 4K y su sensor, aunque muy luminoso, tiene cuatro megapíxeles.