viernes, 8 de agosto de 2014

La Falsa Espada Samurai De Mark Zuckerberg


Mark Zuckerberg.

En Silicon Valley es conocido el mal carácter que tenía el cofundador de Apple Steve Jobs, sin embargo, un nuevo libro revela el modo de trabajar de uno de los fundadores con más prestigio de las tecnológicas estadounidenses, Mark Zuckerberg.

Según el exempleado de Facebook Noah Kagan, Zuckerberg montaba en cólera cuando el resultado de un producto en el que se estaba trabajando no era lo suficientemente bueno, llegando incluso a amenazar a los empleados con una katana falsa, según detalla el autor a Business Insider.

Kagan recuerda que una vez estaba trabajando con el ingeniero Chris Putnam durante un mes en una nueva función que pensaban que "Mark amaría", sin embargo, cuando hicieron la demostración del producto éste les gritó "esto es una mierda", les ordenó a rehacedlo al tiempo que "le echó agua en el ordenador de Putnam y se fue".

Otro de los episodios que recuerda el ex de Facebook en su libro, es que Zuckerberg "caminaba por ahí con una falsa espada samurai, con la que amenazaba atacarte por el mal trabajo.

¿Dónde demonios se puso la espada samurái?, ¿quién demonios sabe? Por suerte, no hubo empleados que saliesen heridos mientras yo estuve allí", detalla Kagan, quien asegura que era habitual "verlo venir y hacer como le cortaba, bromeaba con que le cortaría la cabeza (a un empleado) si el servicio se caía".

Respecto a las formas de motivar a los empleados, Kagan comenta en el libro que Zuckerberg solía soltar las siguientes frases: "si no consigues terminar pronto, voy a darte un puñetazo en la cara", o "te voy a cortar con esta espada enorme", mientras sostenía la katana en la mano.

Noah Kagan era un empleado de Facebook que fue despedido por enfrentamientos con el CEO de la compañía antes de poder tener opciones de que las opciones de la compañía cotizasen.

El ex de la red social explicaba en un podcast de James Altucher que Zuckerberg era "intimidante e incómodo", según los comentarios que hizo en un reciente podcast donde destacó que "yo fui una de las primeras personas (en Facebook).

Nunca llegué a conocer a Mark... hasta el día en que empecé. El primer día que empecé mi jefe fue despedido".

Aún así el exempleado recalca que hay que tener en cuenta que cuando estuvo en la compañía se trataba del comportamiento de "super nerd de 23 años con uno de los sitios de más rápido crecimiento en la web" y que cree que la situación ha mejorado con los años.

Fuente :  Tecnologia / Ecodiario.eleconomista