martes, 22 de julio de 2014

Apple Niega Tener Puertas Traseras En Sus Disposivos iOS


Apple

La polémica surgía ayer tras las declaraciones del investigador en seguridad informática Jonathan Zdziarski quien presentó en una reciente conferencia unos documentos que, supuestamente, mostraban como Apple habría instalado “puertas traseras”, es decir, accesos para poder entrar a los datos de los dispositivos con iOS, acusaciones rechazadas de plano por Apple hoy.

La polémica está servida. Poniendo en antecedentes los hechos, ayer mismo se daba a conocer la noticia, a través de ZDNet, a partir de las revelaciones de Jonathan Zdziarski, un investigador centrado en la seguridad informática, que Apple habría instalado diferentes sistemas ocultos de acceso a los datos de los dispositivos sin conocimiento de los usuarios con los que podrían acceder en cualquier momento a la información mientras estuviera el dispositivo encendido y a pesar de que este contuviera la información encriptada.

Según Zdziarski, mediante diferentes herramientas había podido utilizar estos accesos ocultos a los datos y sacar información de los dispositivos con iOS sin problemas.

Entre las razones que se esgrimían para la creación de este tipo de sistemas, como siempre, salía a relucir el nombre de la NSA y la comodidad para Apple de contar con estas “puertas traseras” para, en el caso de ser obligada a dar acceso a los datos, obligadas por orden gubernamental, facilitar así la tarea. El investigador concluía que esto no era sino un atentado a la confianza que los usuarios ponen en los productos y sistemas de la empresa de la manzana mordida.

Pues bien, 24 horas después ya hay una respuesta de Apple, que en estos asuntos no suele quedarse callada mucho tiempo.

Podemos leer en un comunicado oficial como niega rotundamente haber trabajado, ni sóla ni en colaboración con una agencia como la NSA, para crear accesos ocultos a sus productos y servicios.

“Hemos diseñado iOS y sus funciones de diagnóstico para no comprometer la privacidad del usuario y su seguridad, pero para que al mismo tiempo se puedan obtener datos por parte de los departamentos de IT de las empresas, desarrolladores y por parte de Apple para resolver, únicamente, problemas técnicos”.

Apple rechaza también que se pueda acceder a cualquier dato encriptado en el teléfono y puntualiza “un usuario debe haber desbloqueado su teléfono y aceptar la conexión con un ordenador antes de que éste sea capaz de acceder a una limitada serie de datos de diagnóstico.

Y el usuario debe aceptar que esta información sea compartida, ya que nunca será enviada sin su consentimiento”.

Fuente : Blog / Movilzona