martes, 3 de junio de 2014

Un informe refleja que Narón sí perdió datos con el fallo informático





La empresa que llevó a cabo el estudio confirma las daños sufridos por el sistema.




El informe realizado por la firma encargada de analizar las incidencias informáticas ocurridas en febrero en el Concello de Narón refleja que sí se produjo la pérdida de datos y con llevó una semana de paralización de la administración local. El documento resume los errores más destacables que se produjeron a partir del día 20 de febrero durante una semana.
Según la empresa, en la primera incidencia se produce «pérdida de datos, en concreto los correos electrónicos de múltiples funcionarios, pero por nombrar algunos el interventor accidental, el secretario general, el arquitecto técnico o el servicio sociocomunitario».
Además, explica, en la mañana del viernes 21 se produjo una copia incorrecta en la clonación de los discos, lo que provocó que se sobrescribiesen los datos de uno de los discos y se perdiesen los de la base de datos Aupac. «Solamente existe copia de seguridad del día 18 (que contiene los datos hasta el día 17), habiendo que recuperar más darte de forma manual los registro de los días 18, 19 y 20», detalla.
El documento detalla todo el proceso que se llevó hasta el martes de la semana siguiente, cuando se realizó «uno a uno» la configuración de todos los equipos de los funcionarios. «El resultado a la vista, que una avería ocasionada por negligencia o descuido, con lleva casi una semana de paralización de un concello».
El informe resalta que se han perdido los datos del registro de salida del día 20 de febrero, e indica que tienen que ser solicitados a todos los departamentos, e recalca que «se pierden y son irrecuperables» los datos del registro telemático del día 20 de febrero. «Se da la situación de que cuadra en un período de mucho volumen de solicitudes por motivo de la bolsa de empleo que en esas fechas llegaba a su fin. (...) Ya que todas las solicitudes realizadas telemáticamente el día 20 de febrero no aparecerán, y estos solicitantes no figurarán ni tan siquiera en la lista de excluidos ya que no existe constancia de que han presentado algo, tendrán que reclamar y presentar el justificante impreso que les dio la sede electrónica. (...) Si alguno no tuviese el justificante se quedará fuera».
La empresa finaliza el análisis recomendando al concello consideraciones acerca de las contraseñas (dice que se incumple la Lei Orgánica de Protección de Datos, algunas llevan más de seis años sin ser modificadas), y copias de seguridad.