viernes, 6 de junio de 2014

Sepulveda tenia afan por obtener informacion de Santos: hacker español




Rafael Revert testigo en el caso hacker aseguró en La W que hay videos de militares reunidos con Sepúlveda. 






En entrevista con La W Radio, el hacker español Rafael Revert, hoy testigo estrella en la investigación por las interceptaciones ilegales al proceso de paz, confirmó que desde la oficina de Andrés Fernando Sepúlveda en el norte de Bogotá se interceptaron las comunicaciones del 80% de los negociadores de La Habana, pero dijo desconocer si efectivamente se interceptó el correo del presidentes Santos.

“Se monitorizaba los correos del 80 % de la mesa de La Habana dentro de la oficina y había compra de información y venta a organismos de inteligencia en Colombia”, aseguró.

Según dijo  Andrés Sepúlveda tenía afán por obtener información del presidente y buscaba contactos con el Palacio de Nariño.

Revert aseguró que contactó a la Fiscalía una vez tuvo conocimiento de que desde esta oficina se desarrollaban actividades ilegales como la interceptación de comunicaciones electrónicas.

Señaló que el video que conoció el país donde se ve al candidato presidencial del uribismo Óscar Iván Zuluaga en la oficina del hacker Sepúlveda conversando sobre el manejo de información de inteligencia, lo grabó él como parte de su proceso de colaboración con la Fiscalía.

Insistió que Zuluaga conocía la información de inteligencia que manejaban desde esa oficina, al igual que lo sabía el hijo del candidato, David Zuluaga.

“El propio Andrés Sepúlveda le dice a Zuluaga sobre la información de inteligencia… y en ese momento el candidato asintió con la cabeza y aceptó la información porque obviamente era una forma de desprestigio hacía el proceso de paz y las Farc”, dijo el hacker español.

Confirmó que en la oficina del hacker en la calle 93, a la que él llegó en febrero contratado por Sepúlveda para trabajar en temas de seguridad informática en la campaña de Óscar Iván Zuluaga, hubo reuniones con oficiales de inteligencia quienes por razones de seguridad se identificaban con un alias. Algunos de esos encuentros él los registró en videos que fueron aportados al proceso.

“Andrés era quien clasificaba y decía esto se queda y esto se vende y eso era lo que le producía beneficio extra”, precisó el español al reconocer que vender información es justamente una de las ilegalidades que se cometía en la oficina.

Reveló que Sepúlveda manejaba en sus computadores información de inteligencia secreta que tenía membretes de la Policía y el Ejército y que esos documentos ya le fueron entregados a la Fiscalía.

Sostuvo que Sepúlveda decía que entre sus clientes estaba el Comando Sur, la DEA y ex agentes de ese departamento, a quienes aseguró nunca conoció.

Rafael Revert negó conocer algún tipo de relación de la oficina de Sepúlveda con el caso de la sala Andromeda.


Fuente