martes, 3 de junio de 2014

BlackBerry y el desafío de volver a pelear




La empresa volvió a enfocarse en el negocio empresarial y aseguran que la seguridad es una de las claves de la compañía para reinventar su futuro.








BlackBerry sigue vivo. Ese es el mensaje que quieren brindar desde la empresa canadiense. En un año la compañía vivió un subibaja emocional: su posible venta por unos u$s 4.700 millones pasó a ser historia, también, Thorsten Heins, quién era el CEO. En su lugar, asumió John Chen y con él, un nuevo enfoque para los negocios.

Tras su fallido paso por el mercado masivo, el objetivo de la empresa, ahora, se encuentra en volver a las raíces: el cliente empresarial. “El problema que BlackBerry tiene está en la parte de dispositivos. 

Tuvimos dos errores: uno, haber salido un año tarde con el sistema operativo BB10, y eso es mucho tiempo en esta industria. Y, segundo, haber salido por la presión del mercado, con una versión del software que no estaba lista, desde mi punto de vista”, aseguró Jorge Aguiar, director de BlackBerry para América latina en una ronda de prensa durante el evento Be Mobile en Miami, Estados Unidos, al que asisitió IT Business.

La firma canadiense confía en la seguridad de sus sistemas como un diferencial dentro del mercado. Fue por eso que la conferencia se centró en charlas de expertos en la materia, como Bruce Schneier, quién forma parte del directorio de la Electronic Frontier Foundation (EFF) y es autor de varios libros de seguridad informática. Otro fue Andrew Lippman, quién habló sobre diversos servicios disruptivos para la sociedad.

Durante su exposición, Schneier hizo hincapié en lo difícil que resulta identificar al autor de un delito informático. Según el experto, en Internet, no se puede establecer quién es el atacante en base a las “armas que utiliza”, ya que tanto un joven desde su computadora como un técnico del FBI utilizan las mismas herramientas.

De hecho, gracias a los documentos que reveló Edward Snowden sobre el espionaje que realizan los Estados Unidos hiciera que las corporaciones y los usuarios prestarán más atención a estas temáticas. De la misma forma que aplicaciones de mensajería como Telegram se enorgullecen de su encriptación, BlackBerry también se regodea en los laureles de su seguridad.

“La visión de la empresa es hacer una plataforma segura. Fuimos de los primeros en llevar el correo electrónico de manera segura y fácil. En los últimos 10 años, el mercado de celulares creció terriblemente. De hecho, dentro de BlackBerry movemos 35 petabytes de manera segura entre usuarios”, indicó Jeff Holleran, director Senior de Estrategia de Producto de BlackBerry.

El especialista recordó que, con la gran cantidad de smartphones que hay en el mercado, las empresas tienen un nuevo desafío por delante. Los empleados no solo llevan sus propios equipos a su lugar de trabajo, sino que también utilizan sus propias aplicaciones para sus tareas. “Un caso que resulta muy común es el del fenómeno Dropbox. Suele pasar que las empresas no tienen mucha capacidad en las casillas de correo electrónico de los empleados y para enviar un archivo deben mandarlo por un servicio en la nube como Dropbox. Ahí el CIO ya no tiene ningún poder sobre este documento", aseguró Holleran.

Es por eso que BlackBerry cree que, ahí, tiene una posibilidad importante de negocio. “Hay una oportunidad para transportar la información de las empresas de forma segura. Tenemos la infraestructura”, señaló el ejecutivo. De hecho, su mejor publicidad la dio Barack Obama, presidente de Estados Unidos, quién sostuvo en público que no tenía permitido utilizar un iPhone por seguridad.
De todas maneras, la empresa aún debe espantar demonios para recuperar posiciones en el mercado. Pero ya definió su punta de lanza: la oferta de teléfonos móviles con equipos como el Z10, el Z30 o el Q5.