domingo, 21 de abril de 2013

El Barcelona también pagó el espionaje a empresas en 2010



Se investigaba si se utilizaban para financiar a CiU.


El FC Barcelona también financió informes sobre sociedades y actividades que presuntamente podrían involucrar a CiU con una financiación irregular.

Uno de estos informes, aparecido entre el material de la investigación a Método 3, se refiere a los ingresos de Lleure Illa y de las empresas de origen, con especial atención a Servial Obres i Serveis SL.

La investigación concluye vagamente que esta sociedad de Castellar del Vallés es la verdadera dueña y motora de Lleure Illa y que mantiene contactos con CiU de Sabadell, si bien plantea la duda pues tampoco demostró en su momento esta acusación según los investigadores. Lo más curioso es la nota final del detective que textualmente dice: "Considero que es mejor no meterse".

Se trata, por tanto, de un informe confuso y poco esclarecedor por el que el FC Barcelona pagó 6.960 euros a Método 3, que facturó el trabajo con el siguiente concepto: Dpto. Informático-Investigación IP, con fecha de 21 de mayo de 2010, es decir, pocos días antes de la celebración de las elecciones a la presidencia del club.

Y otro político de Sant Cugat

En la edición de ayer de La Vanguardia se informaba también de otra factura de Método 3 a nombre del FC Barcelona en pago a la investigación de otro cargo del ex alcalde de Sant Cugat, Lluís Recoder, Marc Giró, presentada al club en abril de 2010.

Giró fue director de Innovación y Tecnología del Ayuntamiento de Sant Cugat y hombre de confianza de Recoder, que luego fue Conseller del primer Govern de Artur Mas, entre 2008 y 2011.

Con éste son ya tres los políticos presuntamente espiados por Método 3 por encargo del entonces jefe de seguridad del FC Barcelona, Xavier Martorell. Según fuentes próximas al caso, el Barça también pagó los informes de los concejales de Sant Cugat Joan Recasens y Xavier Amador.