martes, 26 de marzo de 2013

El fundador de Atari: «Hay muchos Steve Jobs a nuestro alrededor»



Nolan Bushnell ha publicado el libro «Buscando a los próximos Steve Jobs: Cómo encontrar, contratar, mantener y alimentar al talento creativo»


El cofundador de Atari, Nolan Bushnell ha publicado un nuevo libro «Finding the Next Steve Jobs—How to Find, Hire, Keep and Nurture Creative Talent» (Buscando a los próximos Steve Jobs: Cómo encontrar, contratar, mantener y alimentar al talento creativo) en dónde define algunos pasos para encontrar personas con el potencial tan efectivo como el de el cofundador de Apple.
La figura de Jobs no se podrá reemplazar pero en el mundo hay muchas personas creativas, visionarias y con talento que aún no han sido descubiertas y que podrían dar un aire fresco a la industria tecnológica tal como hizo Jobs.
Steve Jobs trabajó antes de fundar Apple en Atari. Después Bushnell rechazó la oportunidad de poseer un tercio de Apple en sus primeros días. En una entrevista con Eric Johnson de AllThingsD, Bushnell señaló que la razón por las que se buscan constantemente el «próximo Jobs» es porque «él tomó una empresa de informática en la quiebra y la convirtió en la empresa de mayor capitalización bursátil del mundo». Sin embargo, apunta, ya hay «muchos Steve Jobs en nuestro alrededor» en los laboratorios de Google X, por ejemplo.
«Tuve docenas de sugerencias para Steve, muchas de las cuales él escribió. Yo seguí pensando que también debía escribirlas y, ahora, tres décadas más tarde, lo he hecho», escribe Bushnell en el libro.
El cofundador de Atari apunta en su libro que la gestión de Creativos es similar a «arrear gatos». «Usted puede probar y probar, pero al final vas a fallar». Ante dicha realidad Bushnell plantea crear una organización que no se base en reglas estrictas sino en «pongs» flexibles y originales. Considera que nunca se puede acorralar a un creativo, sino ofrecerles un buen ambiente de trabajo en el que se sientan cómodos.
Usted nunca puede realmente controlar a los creativos, dice en su libro, pero si les ofrecen un buen ambiente de trabajo con directrices elásticas, puede obtener excelentes actuaciones de ellos.
Cita el ejemplo que cuando Steve Jobs comenzó a trabajar en Atari quería dormir y pasar la noche en la oficina. Y muchos de sus compañeros lo hacían pero el personal de seguridad se quejó ante esto porque las alarmas saltaban. Steve Jobs insistió en que si no podía dormir en la oficina renunciaba, por lo que se llegó a un acuerdo de contratar guardias de seguridad y desactivar alarmas.